jueves, 18 de octubre de 2012

El hombrecillo verde de la Ex República Democrática Alemana




En el barrio Alexanderplatz de Berlín, muchas postales saltan a la vista: desde la Torre de la Televisión, todo un ícono futurista, hasta las agujas de la iglesia Marienkirche, la más antigua de la ciudad. Sin embargo, hay un ícono berlinés menos visible: un señor bajito que usa sombrero y vive en los semáforos de la ciudad.
Se trata del Ampelmännchen (hombrecito del semáforo). Figura de culto desde los tiempos de la Alemania Oriental socialista cruzando la calle con vitalidad.
La imagen del semáforo de peatones del país se ganó un lugar en el corazón de sus habitantes, quienes empezaron a verlo en todos lados, desde videos sobre seguridad vial hasta libros para colorear. El Ampelmännchen estuvo a punto de desaparecer con la caída del Muro de Berlín, pero los planes para reemplazarlo por el soso hombrecito de la Alemania Occidental generaron tanta resistencia que, finalmente, se salvó. En la actualidad, el Ampelmännchen es uno de los principales productos de exportación de Berlín; incluso hay un negocio dedicado a él en el centro de Tokio.
Pero para los lugareños, esta emblemática figura significa mucho más: es la protagonista de una ola de nostalgia por la vida del antiguo régimen socialista, donde estaban garantizados el trabajo y los ingresos estables. También para los turistas hay opciones nostálgicas: pueden optar por un "Trabi-Safari" para recorrer la capital en un destartalado autito típico de la era comunista u hospedarse en el Ostel, un hostel ubicado en un sombrío edificio de departamentos que aún conserva el decorado de sus días de gloria. Sin embargo, algunos opinan que esta nostalgia desvía la atención de los aspectos menos atractivos de la Alemania Oriental, como la censura y la policía secreta.
Algo mas para saber sobre alemania y traerse un souveniers lleno de historia.
Bon Voyage....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...